23 julio 2010

Juntada

Bonsuá monsheguí.
Me alegré mucho de ver el coche de Jorge cuando llegué a la balsa. Enseguida estaba junto a él tratando de datar a las Gaviotas patiamarillas (Larus michaellis) que tenemos cerca, en la playa.
Es una suerte poder disfrutar de estos animales en el interior y bregarse con sus complicados (para nosotros) plumajes, edades, estructuras....en fin...el lío padre. Y qué mejor que estar acompañado de otro entusiasta de la materia dispuesto a aprender y compartir lo que sea.
A los pocos minutos ya me había olvidado que había quedado con mai broder Kike que si bien no es pajarista, le gusta patearse el monte y jamás haría daño a una mosca....bueno...a una mosca igual sí.
Cuando por fin logró vernos (es que nos amagamos bien) y llegó hasta nosotros, ya teníamos identificadas casi todas las especies que logramos ver, más que todo porque "Yorch" ya llevaba una hora allí plantado.
Las Patis, la adulta, el segundo verano y sus dos pollastres, un par de primeros veranos y tres o cuatro más del año. Vimos como se alimentaban en el rastrojo.
Las Cigüeñuelas (Himantopus himantopus), casi todas ellas en la orilla opuesta y unas pocas más con algún pollo ya crecidito más cerca de nosotros.
Las Reidoras (Chroicocephalus ridibundus) también en buen número, un grupo en la playa y otro disperso sobre el agua.
Los Tarros blancos (Tadorna tadorna) dos de ellos "tumbados" en la orilla y la pareja con descendencia oculta tras la isla.
Las Fochas (Fulica atra) que ya han comenzado a llegar y contamos hasta 28.
Y venga darle al palique, con gusto.
Así estuvimos un buen rato en el que también observamos a un Chorlitejo chico (Charadrius dubius) adulto, un Andarríos chico (Actitis hypoleucos) y a un Andarríos bastardo (Tringa glareola) al que tras unos minutos de observación dimos la categoría de joven...tenía un cejón bárbaro el muete.

Hacía fresquete, en serio, y a pesar de llevar el polar, el airillo puñetero te daba en el cogote enfriándote las meninges. Eran las ocho y decidimos marchar. Nuestro punto de observación quedaba a una cota muy baja y muchas zonas de la balsa fuera de nuestra vista (entramos por "Bados"), así que al subir a los coches echamos el último vistazo y aún pudimos ver a tres Zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis), cinco Avefrías (Vanellus vanellus), cuatro Cigüeñas (Cicconia cicconia), dos adultos con dos jóvenes, y a la familia de Tarros, fugazmente....en la orilla de la isla, con sus pollos.
Jorge pudo contar cuatro, yo sólo pude ver a un par. Parecían tener algunos días.
Me pasaré ahora a ver si los puedo localizar.
Un numeroso grupo de Milanos negros (milvus migrans) un Aguilucho lagunero (Circus aeroginosus) y un sólo Ánade real (Anas platyrhynchos) cierran la aves vistas.
Ogvuá!!!