24 mayo 2010

Saboreando

Hola amiguitos.
Ayer por la mañanica me acerqué jubiloso a Zolina a darme unas buenas friegas de observancia y a chutarme una buena dosis de realidad que ya andaba un poco andrajoso y torciboquino.
Ya camino del dique con los bártulos al hombro las cosas mejoran en progresión geométrica y mi acostumbrado oído empieza a darme completa información de la fauna que pasará el verano entre nosotros.
Al frescor de la vega del río Sadar reclaman Ruiseñores (Luscinia megarhynchos) y los escandalosos Bastardos (Cettia cetti). Son legión los Zarceros (Hippolais polyglotta) que sin ningún apuro se muestran en lo alto de arbustos y arbolillos a cumplir con su misión.
Verderones (Carduelis chlorus) con sus variados reclamos, Soteños (Emberiza cirlus), Trigueros (Emberiza calandra)..dónde andarán las Trigueras? y Tarabillas (Saxicola torquata) me llenan el pecho como una gran bocanada de aire puro y me siento mucho mejor...(vaya pedrada que llevo diosbio). No te digo nada cuando escucho un áspero reclamo nunca antes escuchado y descubro al Alcaudón dorsirrojo, que el año pasado me fue esquivo, tan pincho en lo alto de un pequeño árbol.
Así de animado llego ya al dique en una mañana calurosa a pesar de ser las nueve y en un primer vistazo no parece que vaya a haber grandes sorpresas.
Vuelvo a contar tan sólo seis Cigüeñuelas (Himantopus himantopus), observo una Gallineta (Gallinula chloropus) y en el carrizo cercano se dejan entrever algunos pollos imposibles de identificar con exactitud.
Un par de Fochas (Fulica atra) andan cerca y es posible que sean los "fochines".
En lo alto de la isleta se yergue altiva la Patiamarilla(Larus michaellis) mostrando su impecable plumaje toda gallarda ella. Al poco se echa y prosigue incubando bajo el sol radiante.
Cerca de ella y sin aparentes problemas, de vez en cuando asoman algunas hembras de Azulón (Anas platyrhynchos) y se ve descansando a algún macho. Cuento unos treinta de ellos en la balsa.
Envidiablemente tranquilas, cuatro Reidoras (Croicocephalus ridibundus) picotean la inerme superficie que las sustenta y me digooo..dioss, qué fresquitas que estarán! Porque ya sabéis que Lorenzo cascó ayer a gusto.
Veo a la pareja de Tarros (Tadorna tadorna) que como dijo Ricardo parece que no han conseguido criar este año y un solitario macho sobándola en la isla.
Un par de Garzas reales (Ardea cinerea) y un Archibebe común (Tringa totanus) completan la fauna acuática a la vista.
Mientras estoy ahí puedo ver y oír Lavanderas boyeras (Motacilla flava) y Blancas (Motacilla alba), Jilgueros (Carduelis carduelis), Abejarucos (Merops apiaster), a mis admiradísimos Vencejos (Apus apus), Verdecillos (Serinus serinus) y Mirlos (Turdus merula).
Dejo el dique para intentarlo más cerca de la playa "porsiaca" y de camino veo mis primeros Bisbitas campestres (Anthus campestris), a las asentadas Collalbas grises (Oenanthe oenanthe) y como no podía faltar, la invisible e incansable Alondra (Alauda arvensis).
A los que no veo pero sí oigo son al Cuco (Cuculus canorus) y a la Codorniz (Coturnix coturnix).
También las Currucas capirotadas (Sylvia atricapilla) me quieren mostrar su presencia y lo hacen cuando ya llego de nuevo a la furgonetilla.
Mucha y variada fauna a nuestra disposición para observarla y admirarla saludablemente. Un vicio cojonudo!
Un abrazo per tuti.