10 octubre 2010

Sylvia melanocephala

Muy buenas a las personas!
Ahora mismo jarrea pero esta mañana, pese a haber un cielo plomizo, se podían ver hacia el oeste grandes claros y ante la ausencia de viento poco me ha costado irme para la balsa a disfrutar del ocio aprendiendo algo más sobre el planeta que nos sustenta.
Muchos y muy animados pajarillos en el tramo hacia y en la propia balsa que han hecho mis delicias pajaristas. Nada que ver con las intenciones, pajaristas también, de los autores de los pocos disparos que se escuchaban desde las palomeras cercanas.

El día pasará a mis anales (buf! que mal suena esto) como el que más especies de currucas he podido identificar. Hasta ¡4! de ellas me han obsequiado con su presencia.
La que más me ha sorprendido ha sido un inquieto (como todas) macho de Cabecinegra (Sylvia melanocephala) que he visto desde el mismo dique. Por lo que sé no es un ave muy común en la provincia de Naburria y yo siempre la he visto fuera de ella.
En el Atlas de aves nidificantes de la provincia hablan de unas pocas decenas de parejas y la definen como sedentaria en su área de distribución con pequeños movimientos transhumantes invernales. Hay que tener en cuenta que este atlas fue publicado en 1985 y dados los grandes avances en materia medioambiental acaecidos es de suponer que su población sea, al menos, parecida.
También se ha dejado ver una Rabilarga (Sylvia undata), abundantes Capirotadas (Sylvia atricapilla) y otra vez la Mosquitera (Sylvia borin) aprovechando la ingente cantidad de bayas de todo tipo a su disposición.

Todavía se puede ver alguna Collalba gris (Oenanthe oenanthe) e incluso una Tarabilla norteña (Saxicola rubetra) y un joven Colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) entre algún Tizón (Phoenicurus ochruros), Tarabillas comunes (Saxicola torquata), abundantes Trigueros (Emberiza calandra) y abundantísimos Pardillos (Carduelis cannabina).
Un Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus) hacía honor a su primer nombre y se lanzaba a por invisibles "serecillos" para volver a su posadero y un Petirrojo (Erithacus rubecula) , especie nada habitual en la balsa, se sumaban a la fiesta.

Desde el dique lo más destacado es la presencia de 5 Garcetas comunes (Egretta alba), 10 Garzas reales (Ardea cinerea), un par de Cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) y dos Gaviotas patiamarillas (Larus michaellis).
Ni una Reidora y tampoco localizo a los Rabudos y a los Silbones.
Continua el Cisne (Cygnus olor) y los dos jóvenes Tarros (Tadorna tadorna).
Fochada (Fulica atra) , Cucharada (Anas clypeata) y Zampullinada (Tachybaptus ruficollis, Podiceps nigricollis) en similar cantidad a días pasados.
Y yastá.

1 comentario:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Así da gusto, oyes! No os para ni un temporal!!! jejeje
Gracias Mikel!!

Salu2