01 noviembre 2011

Ahí andamos

Saludos cordiales!!
El Domingo a la tarde, aprovechando lo apacible de la metereología, me pasé por la balsa...sin pretensiones, como siempre, eso hace que aunque a algunos les parezca que no hay "nada" (ojo, no me refiero a nadie en concreto), a otros nos resulta siempre agradable y nos llena de satisfacción pasar el rato disfrutando de la ausencia del viento, del silencio "roto" por alguna Cogujada común (Galerida cristata) o algún Bisbita en paso, o de cómo va cambiando el aspecto de lo que nos rodea conforme el sol de acerca al ocaso.
Tanto es así que ya comenzaba a oscurecer cuando nos despedíamos algunos de los que elegimos pasar la tarde del Domingo en la balsa.
Andertxu, Carlos Eseverri, al que conocimos ese día, y un servidor, pasamos el rato charlando y echando unas sentidas risas arropados por la quietud, el templado calorcito y el compañerismo. Más que suficiente para una existencia plena y gozosa...tan difícil no es.

Ninguna novedad aparente en la balsa. Sobre un espejo medraban los habituales habitantes invernales; las Fochas (Fulica atra), Zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis), Zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis), Cucharas (Anas clypeata) y Silbones (Anas penelope).
En la islilla se soleaba también un Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) y salvo alguna Lavandera blanca (Motacilla alba) y algún Triguero (Emberiza calandra), poco más que aportar a una tarde, si bien escasa en lo pajaril, muy reconfortante en lo vital.

Photobucket

Los Trigueros estaban literalmente tomando el sol. Uno de ellos aprovechaba para picotear una tierna yema.

Photobucket

Alguno/a todavía no se anima a fabricar compost...nchts!

Photobucket
Habemus papa!!!

4 comentarios:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Como bien dices, no siempre es necesario encontrar la rareza del año o ese Prado de observación que nos deja sin aliento... A veces solamente el hecho de estar y sentiste pequeño ya lo es todo.

Salu2

kai51 dijo...

¡¡¡He estado en la balsa!!! Por fin después de un montón de años pasando cerca de ella ya que iba a un pueblecito al lado (Labiano) me pude escapar y conocerla. La verdad es que pensaba que seria más pequeña y me encontré con un montón de aves en la pequeña isla que hay en el centro y algunos patos nadando en ella, por desgracia el equipo que llevaba no era el adecuado para la fotografía de aves pues el tele que tengo es corto para este tipo de fotos. A ver si coincidimos en un próximo viaje.
Un saludo

Salvador Recio Urbano dijo...

Buena panoramica de la charca, un buen sitio para nosotros, buenos documentos. Un abrazo.

mikelgar dijo...

Ahí estás Óscar. A ver qué nos hemos creído!!

Ya conoces pues el sitio Kai51, y con muy buen tiempo. Celebro que lo hayas hecho, la próxima vez me puedes dar un toque sin ningún problema.

Gracias Salvador! Un sitio cojonudo para nosotros, si. Cercano y remoto a la vez.
Un abrazo!!